“De todos los campos de la Enfermería con el que siempre me he sentido identificada ha sido la Atención Primaria”

Sara Bermudo Fuenmayor es enfermera y acaba de defender su tesis doctoral en la Universidad de Almería

Sara Bermudo Fuenmayor es una joven enfermera de 29 años que desprende vocación por la profesión enfermera con cada gesto, cada palabra y cada acción, tanto en su trabajo diario como en su vertiente investigadora. Se graduó en Enfermería en 2014, en la Universidad de Sevilla. Es Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria desde 2017 y desde julio de 2021 desempeña las funciones de Coordinadora de Cuidados de Enfermería en la Unidad de Gestión Clínica Virgen del Mar. Inquieta, curiosa y ambiciosa, su compromiso con el mundo de la enfermería es total, con una constante búsqueda de la visibilización de la profesión y del reconocimiento de la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria. Hoy conocemos un poco más a Sara Bermudo a través del Colegio Oficial de Enfermería de Almería.

 

  1. Recientemente has defendido tu tesis doctoral, enhorabuena, sin duda alguna el campo de la investigación es fundamental para la profesión enfermera, háblanos sobre tu tesis…

Muchas gracias por las felicitaciones. La verdad es que estoy muy feliz de poder aportar mi granito de arena desde mi humilde posición como enfermera de a pie.

El nombre de la tesis es: “Diseño y validación de un cuestionario para la monitorización del deterioro neurológico respiratorio y digestivo en pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (DEREDELA)”

El objetivo de este proyecto fue el de desarrollar un instrumento válido y fiable para monitorizar signos y síntomas de deterioro neurológico respiratorio y digestivo en pacientes con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) a partir de los cuestionarios validados actualmente disponibles.

Para ello, se desarrolló un cuestionario inicial de 11 ítems por expertos, quienes evaluaron la idoneidad y relevancia del cuestionario, y se aplicó a un grupo piloto de 22 pacientes diagnosticados de ELA.

A continuación, realizamos un análisis factorial confirmatorio que nos permitió confirmar los tres dominios detectados en el análisis factorial exploratorio, así como valoramos la confiabilidad de la escala diseñada, obteniendo un α de Cronbach (0,801) y la validez de constructo mediante el Kaiser-Meyer-Olkin (0,770).

Finalmente, nuestro instrumento quedó definido por 8 ítems y 3 dimensiones: “dificultad respiratoria”, “estado nutricional” e “impacto en la calidad de vida”, demostrando que el cuestionario DEREDELA es válido, en cuanto a su contenido, para el seguimiento del deterioro respiratorio y de la deglución en pacientes diagnosticados de Esclerosis Lateral Amiotrófica.

 

  1. ¿En qué momento decidiste comenzar la aventura de un doctorado? ¿Qué te influyó?

Ya desde la carrera de enfermería comencé a sentir curiosidad por la investigación, hecho que se vio potenciado con la especialidad, pues uno de los objetivos docentes es fomentar el desarrollo de la investigación en el campo de la especialidad, con asistencia a congresos, publicaciones, estudios de campo…

La obtención del título de especialista vía EIR, abre una puerta directa para cursar el doctorado, y como tenía claro que quería continuar con el estudio que ya comencé con mi trabajo fin de grado, y que quería realizar el doctorado, decidí no posponerlo y matricularme justo al acabar la residencia.

En 2017 la oferta laboral enfermera no era muy abundante (verano y navidad), y yo soy una persona muy activa, por lo que decidí lanzarme a la piscina.

 

  1. ¿Cómo ha sido compaginar la tarea de la investigación del doctorado con tu día a día en la profesión enfermera?

En general, sobrellevar el doctorado es muy duro, y trabajar con pacientes en los que su pronóstico de vida no suele ser superior a los 5 años desde el diagnostico no facilita las cosas.

Supongo que mi pasión por el proyecto, el aprendizaje de cada uno de los pacientes con ELA, pero sobre todo mi orgullo por acabar lo que empiezo dando siempre lo mejor de mí, son los motivos por los que no abandoné, pero pensar en abandonar si que lo hice, en varias ocasiones a lo largo de estos 4 años, además.

 

  1. Háblanos un poco de ti, ¿por qué decidiste coger tu especialidad?

De todos los campos de la enfermería (que no son pocos), con el que siempre me he sentido identificada ha sido la Atención Primaria. La gran autonomía que tiene el “enfermero de familia”, la cercanía a sus pacientes, el privilegio de conocer a casi todos sus pacientes (y a su familia) es algo que perseguía desde mis prácticas de enfermería.

Me gusta la gran variedad de roles que desempeña la enfermera de Atención Primaria: educadora, consejera, compañera, cuidadora, terapeuta… Siempre digo que la enfermería es muy amplia y que cada uno debe buscar su lugar dentro de la profesión.

Por suerte o por desgracia, tuve más de 5 años de rodaje hospitalario tras la especialidad que no hicieron más que ratificar mi posición como especialista.

Para mi sin duda, mi lugar es la Enfermería Familiar y Comunitaria, con todos sus apellidos, pues es la que me permite crecer profesional y personalmente casi a diario.

 

  1. Fuera del mundo sanitario, ¿quién y cómo es Sara Bermudo? Muéstranos tu otro yo, el más humano…

Pues Sara Bermudo es una chica inquieta, que anda constantemente buscando algo nuevo que innovar. Ejemplos de ello son:

  • El lanzamiento del club deportivo online VITAFIT (junto a mi marido Juanma)
  • Mi trayectoria como profesora colaboradora de la academia que me dio la plaza de especialista, CTO.
  • La reciente publicación de mi primer libro SUPERA EL EIR.

Los que me conocen, me suelen decir que cómo saco tiempo para todo, pero lo cierto es que no soy yo sin tener varios frentes abiertos, o como dirían en mi pueblo “sin estar metida en mil jaleos”

Y aunque no lo parezca, también saco tiempo para disfrutar con un buen libro, viendo Netflix, saliendo de tapas con amigos o disfrutando del sol del cabo.

 

  1. ¿A qué te hubieses dedicado si no fueses enfermera?

Pues me lo he planteado alguna vez y no he encontrado una respuesta rotunda. Tenía claro que quería dedicarme a algo que pudiese ayudar a los demás, pero la verdad que no conocía la enfermería y no me enamore de ella hasta que la viví de prácticas desde dentro, por lo que no puedo decir que fuese mi sueño de la infancia, pero tampoco me llamaba la atención ninguna otra alternativa.

Si tuviese que elegir otra profesión ahora, diría que se me da muy bien el asesoramiento y la búsqueda de información, así que probablemente elegiría algo por ese camino.

 

  1. Regresamos a temas que atañen a la enfermería, ¿qué diagnóstico le darías a la Sanidad Pública en la actualidad?

Sin duda, según la última actualización de diagnósticos de enfermería NANDA 2021-2023: Autogestión ineficaz de la salud familiar.

Hemos perdido el sentido de lo que cuesta la sanidad, y el todo es gratis no está pasando factura, no valoramos lo que tenemos.

 

  1. ¿Cuáles crees que son las mejoras principales que necesita la Sanidad -Pública en la actualidad?

Actualmente tenemos un déficit muy grave de profesionales sanitarios (médicos y enfermeros), y esto limita el avance de ambas profesiones. La mejora de las condiciones laborales en cuanto a estabilidad y ratio población-profesional son fundamentales y la base de todo.

La educación para la salud sobre lo urgente y lo importante es otro punto clave que debemos trabajar para evitar el uso inadecuado de los servicios sanitarios.

 

  1. ¿Qué planes tienes ahora que te has doctorado? ¿Qué vías quieres seguir en el futuro?

Pues continuar dando pasos en la investigación, ahora más centrada en la Atención Primaria, e intentar transmitir a mi residente de Enfermería Familiar y Comunitaria los valores que me transmitieron a mi y aquellos que me hubiesen gustado que me transmitiesen.

¿Qué vías a seguir?
Ahora que he probado el híbrido entre enfermera clínica y gestora, tengo claro que lucharé y daré los pasos que sean necesarios para afianzar una plaza de Coordinadora de Cuidados en un futuro.

 

  1. ¿Te sientes realizada con tu profesión a diario?

Me siento realizada y a la vez frustrada.

Realizada en mi trabajo diario, con mis pacientes y compañeros.

Frustrada por el escaso avance de las especialidades de enfermería y el desprecio que la administración tiene con la Atención Primaria al no crear bolsas específicas de Especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria y permitiendo el constante paso de profesionales desde el hospital a primaria.

La Atención Primaria no puede ser el cajón de sastre del SAS, o como a mí me gusta llamarlo, el cajón deSAStre.

 

  1. Pregunta obligatoria, ¿cuál es la vía para terminar con la pandemia de la COVID-19?

Creo que es el momento de confiar en la ciencia, confiar en la vacuna y dejar que la pandemia se vaya agotando por sí sola.

 

  1. Por último, el Colegio te da el altavoz para que mandes un mensaje a compañeros, a la sociedad, una reflexión que tengas ahí guardada y te guste compartir con los lectores.

Me gustaría trasladar el mensaje de que nunca es tarde para conseguir metas, que por muchos obstáculos que se planteen, cuando el objetivo es claro, la recompensa merece mucho la pena.

Este mensaje no solo es válido para cursar un doctorado, sino para aquellos que se dedicaban laboralmente a otra cosa y decidieron estudiar enfermería, para aquellos que confiaron en especializarse, cursar un máster o aprender de un nuevo servicio.

 

También podría interesarte