“Desde que empezó la pandemia, hemos querido investigar sobre cómo ha afectado a las personas migrantes”

María del Mar Jiménez Lasserrotte, profesora ayudante doctor del Departamento de Enfermería, ha sido la profesora almeriense que ha logrado el Premio al mejor proyecto innovador del Consejo General de Enfermería por su proyecto ‘Atención socio-sanitaria, experiencias y cuidados a inmigrantes irregulares que llegan por mar durante la pandemia por Covid-19’

María del Mar Jiménez Lasserotte es un soplo de aire fresco para la profesión enfermera. Posee una vocación absoluta por lo que hace y el firme convencimiento de que merece la pena. Reúne todas las cualidades que necesita el mundo de la enfermería en la actualidad y es, sin duda, una referencia para los jóvenes en la actualidad realizan sus estudios de enfermería. Hoy, nos abre la puerta para conocerla mejor.

 

  1. ¿Qué ha supuesto para ti este premio?

Para mí ha sido un honor recibir este premio. Ha supuesto una recompensa y un reconocimiento al excelente trabajo realizado por todo el equipo de investigación. Es un privilegio que nos va a permitir desarrollar esta investigación. Convocatorias como la I Edición de los premios de investigación del Consejo General de Enfermería, nos brindan la oportunidad de poder desarrollar proyectos de investigación gracias a la dotación económica, pero sobre todo permite visualizar a los proyectos y líneas de investigación que se están desarrollando desde el área de enfermería y poder hacer transferencia de los resultados en salud.

 

  1. ¿Te lo esperabas?

No me lo esperaba, ha sido una grata sorpresa para mí. La información de la convocatoria me llegó a través un compañero y amigo mío, que trabajamos juntos en la misma línea de investigación. Él me animó para echar la solicitud de este proyecto, es un tema que queríamos investigar para dar continuidad a la línea de investigación en  salud y migración.

 

  1. ¿Cuándo y cómo decidiste a cabo llevar a cabo este proyecto?

Desde el equipo de investigación al que pertenezco (CTS-451- Ciencias de la Salud), llevamos años trabajando en una línea de investigación en salud y migración. Hemos desarrollado investigaciones sobre las necesidades de salud de las personas migrantes que llegan en patera a las costas de Almería, la influencia de la cultura en los cuidados, sobre necesidades de salud en poblaciones específicas como pueden ser las personas menores de edad y las mujeres, muchas de ellas víctimas de violencia sexual y de trata de seres humanos. También hemos desarrollado investigaciones sobre las experiencia del personal de medicina y de enfermería en la atención a las personas migrantes.  Desde que empezó la pandemia por COVID, hemos querido investigar sobre cómo ha afectado este virus a las personas migrantes que llegan en patera y cómo ha afectado al proceso de atención socio-sanitaria. Por este motivo, hemos elaborado este proyecto denominado Atención socio-sanitaria, experiencias y cuidados a migrantes irregulares que llegan por mar durante la pandemia por COVID-19. Un diseño cualitativo, cuyos objetivos generales son conocer las experiencias  de las personas migrantes afectados por COVID-19 y de los profesionales implicados en la atención socio-sanitaria, especialmente del personal de enfermería.

 

  1. María del Mar, según tu criterio, ¿cómo se encuentra la Enfermería a nivel autonómico y nacional?

Creo que estos últimos dos años, la enfermería ha sido protagonista  tanto a nivel autonómico como nacional, debido a la situación de pandemia que estamos viviendo. Las enfermeras han estado en primera línea durante toda la emergencia, demostrando la importancia que tiene esta profesión en situaciones de gran envergadura. Está claro, que trabajar en primera línea desde el inicio de la primera ola por COVID-19, en una pandemia que no se sabía cuánto iba a durar, ante una enfermedad desconocida ha llevado a que muchas de las enfermeras hayan tenido un desgaste físico y emocional. Creo que ahora ha llegado el momento de cuidarlas, como ellas nos han cuidado a todos.

 

  1. ¿Y en el ámbito universitario, el de la enseñanza?

A nivel académico, creo que el área de enfermería de la facultad está creciendo. Cada vez hay más profesores/as del área de enfermería acreditándose a la figura de Profesor/a Titular, así como a Catedrático/a. Además hay grupos de investigación muy consolidados que desarrollan diferentes líneas de investigación y otros retos de investigación con proyectos de I+D+I.

 

  1. Cambiemos un poco de tercio, háblanos un poco sobre ti. ¿Por qué decides dedicarte a esto?

Desde que terminé la carrera he estado trabajando en diferentes servicios tanto a nivel hospitalario como en atención primaria de salud. En el año 2005 comencé mi andadura profesional en Cruz Roja Española en Almería como enfermera de los dispositivos de emergencias que atienden a las personas migrantes que llegan en patera. Me he ido formando a nivel asistencial en el área de urgencias, emergencias y atención a colectivos vulnerables. Pero a la vez he continuado con mi carrera docente. Cuando terminé la diplomatura en enfermería, cursé el Master en Ciencias de la Enfermería en la Universidad de Almería, que me abrió las puertas hacia el doctorado. En 2016 me doctoré por el Programa Oficial de Doctorado en Ciencias de la Salud (Enfermería y Fisioterapia) y comencé a impartir clases en el Departamento de Enfermería de la Facultad Ciencias de la Salud. La docencia ha estado presente en toda mi trayectoria profesional. En la actualidad, soy profesora Ayudante Doctora en el Departamento de Enfermería en la UAL, que me permite transmitir a los estudiantes los conocimientos y mi experiencia asistencial. Es una suerte formar parte del equipo de profesorado del Departamento de Enfermería, esenciales para formar a los nuevos profesionales.

 

  1. A nivel personal, ¿qué te aporta tu trabajo diario?

Mi trabajo diario es muy variado. Como docente, es una satisfacción como he comentado anteriormente, formar parte del equipo de personal docente de este departamento.  Es motivador formar parte del proceso de aprendizaje de los futuros enfermeros. Los estudiantes tienen muchas iniciativas, muchas ganas de aprender y te contagian ese entusiasmo. Por otro lado, como investigadora cada día aprendes nuevas metodologías y aparecen nuevos retos para mejorar el cuidado del paciente, de la familia o de la comunidad. Además he tenido la suerte de formar parte de un equipo con muchas iniciativas para impulsar la investigación. ¡Aprendo muchísimo cada día!

 

  1. ¿Qué retos te planteas para el futuro? ¿Cómo ves a la profesión dentro de 10-20 años?

De cara al futuro, mi principal reto es acreditarme como Profesora Titular en el Departamento de Enfermería. También me gustaría continuar con la línea de investigación en salud y migración para solicitar un proyecto I+D+I en esta área que genere transferencia de resultados para mejorar la atención socio-sanitaria.  A nivel docente, me gustaría contribuir en temas de innovación docente para hacer más accesibles las nuevas metodologías docentes a mi alumnado. Como profesión, creo que la enfermería es una profesión clave en nuestra sociedad. Al igual que la sociedad va evolucionando, existen nuevas demandas, nuevos problemas, el perfil de los pacientes va cambiando… la enfermería debe ir de la mano.  Nuestra profesión tiene la capacidad y las competencias necesarias para adaptarse a las nuevas demandas, siempre que se cuente con una política sanitaria que invierta en el desarrollo de esta profesión. En mi opinión, esto supone invertir en recursos humanos y materiales, en investigación y en formación.  Pero también que hay que saber aprovechar las oportunidades, visibilizar y potenciar la figura del profesional de enfermería.

 

  1. Pregunta obligada, ¿dejaremos de hablar de COVID-19?

¡Ojala podamos dejar de hablar del COVID-19! Creo que todavía nos queda un tiempo para recuperarnos de esta pandemia. No solo a nivel epidemiológico o de carga asistencial, también a nivel emocional y económico. La situación que hemos vivido ha modificado nuestra forma de relacionarnos con los demás,  la atención sanitaria en las consultas, nuestras costumbres… Muchas familias destrozadas, que han sufrido la pérdida de algún ser querido, aumento del número de personas que sufren  ansiedad, miedo como consecuencia de esta enfermedad. Y a nivel social, se ha visibilizado un crecimiento de las desigualdades entre la población más vulnerable, con un aumento de familias en crisis.  Creo que como sociedad nos queda todavía mucho que trabajar para poder superar esta pandemia,  ¡estoy segura que lo conseguiremos!

 

  1. Por último, nos gustaría que mandases una reflexión o un mensaje a todos los colegiados.

Como mensaje a mis compañeros de profesión, me gustaría trasmitirles mi agradecimiento a cada uno de los enfermeros y enfermeras que cada día trabajan en primera línea por su labor, trabajo y dedicación. Recordar que para mejorar cada día en nuestro trabajo no solo hay que formarse y entrenar, también hay que estar cada vez más cerca del paciente. La situación por COVID-19 nos ha obligado a alejarnos y ahora toca volver a estar cerca del paciente y su familia.

 

También podría interesarte