El Colegio Oficial de Enfermería de Almería recuerda cómo usar las mascarillas para evitar rebrotes

Con la “nueva normalidad” y la vuelta de forma progresiva a la rutina, aumentando el grado de movilidad de la sociedad así como la interacción con personas, se hace imprescindible incrementar las medidas de seguridad sanitarias para evitar, como está ocurriendo ya en muchos territorios, nuevos rebrotes. Por este motivo, desde el Colegio Oficial de Enfermería de Almería quieren ofrecer a la población consejos para usar de forma correcta la mascarilla, que ya se ha convertido en un complemento imprescindible.

Estas han supuesto un cambio muy importante en la sociedad occidental, que ha estado siempre poco familiarizada con su uso. Llevar mascarilla no es suficiente, pues hay que saber cómo emplearlas para que realicen su función. El primer paso siempre es hacer una buena higiene de manos con agua y jabón o solución hidroalcohólica antes de colocarla. En segundo lugar, hay que asegurarse de que esta no está rota o dañada, así como sostenerla siempre por los extremos, y comprobar cuál es la parte exterior e interior. Tras esto, se ponen las gomas de sujeción por detrás de las orejas para ajustarla correctamente y así evitar que se caiga o desplace. En caso de que esta tenga una banda metálica, hay que ajustarla al puente de la nariz.

Una vez que la mascarilla esté colocada es muy importante que no se toque con las manos. En caso de que tengamos molestias y debamos recolocarla, hay que hacer una buena higiene de manos antes y después. A la hora de retirarla, hay que emplear la goma de sujeción de cada lado deslizando desde atrás hacia adelante o, en su caso, deshaciendo las lazadas, pero nunca hay que quitarla cogiendo la parte delantera. Finalmente, la desechamos inmediatamente sin tocar el exterior de esta en ningún momento. Por último, hay que volver a lavarse bien las manos.

Errores frecuentes en el uso de mascarillas

Las mascarillas higiénicas y quirúrgicas, que son las que más se recomiendan a la población, lo que hacen es proteger a los demás, lo que se conoce como “protección comunitaria”. Lo ideal es que estas mascarillas se empleen durante no más de cuatro a ocho horas. Tampoco se recomienda llevar mascarilla de manera continuada más de seis horas seguidas, pues la humedad que pueden captar hace que pierdan eficacia. La presidenta del Colegio de Enfermería de Almería, María del Mar García, recalca que “si nos la quitamos antes de que pase este tiempo es muy importante no guardarla en el bolso ni en un bolsillo, porque la mascarilla es un vehículo de transmisión y de contaminación”. Lo correcto es conservarla en una bolsa transpirable, como puede ser un sobre de papel, teniendo en cuenta que la parte limpia de la mascarilla es la interna. Es decir, la que está pegada a la cara.

La mascarilla debe usarse siempre y de forma correcta en cualquier espacio público, ya sea cerrado o al aire libre, cuando no podamos garantizar la distancia interpersonal de seguridad. Desde el Colegio Oficial de Enfermería de Almería han hecho un llamamiento a “la responsabilidad de todos los almerienses para cumplir con todas las medidas sanitarias que la situación actual requiere y no dar ningún paso atrás”, ha concluido María del Mar García.

También podría interesarte